Skip to content
Asistentes felices a festivales

Historia de estilo

Qué vestir en un concierto

Cuando hablamos de estilo festivalero, los zapatos hacen al hombre. Deben ser prácticos. Unas botas o unos playeros viejos no solo te darán un aspecto de veterano, sino que protegerán los dedos de los pies en el mosh pit. Deja las chanclas en casa, no importa el calor qué haga. ¿No estás convencido? Tenemos tres palabras: aseos del festival.

 

Lo de siempre: soleado por la mañana, lluvias torrenciales a la hora de comer. ¿Cálida tarde de verano? Explosiones árticas al atardecer. Es por eso que debes pensar en vestirte a capas. Camisetas, sudaderas y chaquetas impermeables son los salvavidas cuando llega la temporada de lluvias. 

Botas para festivales

Lo normal es que quieras verte bien. Pero, haznos caso, deja tus prendas favoritas en casa. Es un campo, no una pasarela. Deja atrás la ropa de los domingos y pregúntate esto: ¿me arruinaría el fin de semana si esta prenda no volviera en una pieza? Si la respuesta es sí, es mejor que se quede en casa.

 

Las gafas de sol son tus aliadas. Te protegen. No solo de la luz intensa del sol, también a la mañana siguiente. Además aportan un poco más de estilo garantizado a tu look.

 

Mantén el pelo bajo control. Tres días de abandono y se verá peor que si fuera tu primer festival. Nuestra gama de ceras, geles y pastas para moldear el cabello mantendrán tu peinado en su sitio y a punto. Es decir, tu pelo controlado sin importar cuánto bailes.

 

Lleva repuestos. Vaqueros, pantalones, shorts, calcetines... sea lo que sea, lleva más de lo necesario. En un campo nunca llegan a secarse.

 

Mantente fresco. Sabemos que no es fácil cuando no has podido ducharte en cinco días. Pero un espray antitranspirante vale para mucho. Si hay duchas, ponte en la cola y aprovecha para echarte tu jabón líquido Axe favorito, para estar fresco como el primer día, de la mañana a la noche.

Chico echándose desodorante roll-on.
Campistas con tiendas de campaña

Si estás planeando en lanzarte a la pista de baile, querrás llevar el atuendo adecuado para ello. Vaqueros, camiseta y una camisa abierta con una combinación ganadora para verse bien. Evita el olor corporal con un antitranspirante Axe que te garantiza que  aguantará tu ritmo. Y échate un poco de espray corporal, para mantenerte tan fresco como tu estilo de baile.

 

Olvídate del calzado elegante y ponte unos sencillos playeros. A menos que sean sus zapatillas blancas de deporte, claro. En cuyo caso, no lo hagas. Porque no encontrarás nada que las devuelva a su estado anterior una vez pasada la diversión. Nada. Absolutamente nada.

 

¿Vas de fiesta directamente después de pasarte el día en la universidad? Lleva ropa de repuesto en la mochila y cámbiate al llegar, justo a tiempo para la canción de apertura.                                   

 

Es el momento de experimentar. Colores vivos. Un estampado llamativo. Un sombrero. ¿Por qué no pruebas algo diferente? Aquí todo vale. Y si no estás dispuesto a cambiarlo todo, empieza por los accesorios. 

 

Una vez que hayas encontrado tu estilo ganador, no lo eches a perder y asegúrate de oler bien. Un atuendo genial no sirve para nada si cantas tanto como un roadie que lleva todo el día moviendo altavoces de un sitio a otro. En la aglomeración de la multitud, no hay dónde esconderse. Así que, ármate con un desodorante Axe. Y disfruta de una noche de rock de la manera correcta. Tu manera. 

Chico con las manos en los bolsillos